Bienvenido eres el visitante:

lunes, 10 de marzo de 2014

Migas caseras de pan

Este es uno de esos platos que cada cual elabora a su manera. En cada región de España es típico hacerlas de una forma u otra, pero hay algo que si es igual en todas partes, en todos los que las hacen y en todos las que las comen, y es que las migas se comparten, se comen con los amigos, con la familia, etc… En resumen, las migas de pan son un plato para comer y disfrutar en compañía.
Las migas de pan se comen con cuchara y se acompañan con pimiento frito, con un tomate picado, uvas, melón, rábanos, etc…
Y para beber, lo suyo sería un vino tinto.
Una vez hechas se coloca la sartén en el centro de la mesa, y todos los comensales armados de cuchara alrededor de ella y…”cucharada viene y cucharada va” y trago de vino del porrón o bota y vuelta a las migas. Jeje…




Ingredientes para 4 comensales.

1 hogaza de pan duro (100 a 150 gr. por persona)
 2 cabezas de ajos
200 gr. panceta de cerdo
 200 gr. de chorizo
Aceite de oliva virgen extra
1 cucharada de pimentón dulce (opcional)
agua y sal.

Para las migas, será un pan duro, del día anterior y a ser posible pan blanco (tipo pan de pagés o de pueblo) . En muchas panaderías venden pan pre-cortado para migas que nos sirve para este receta. Si no lo encontráis comprar un pan bueno y cortarlo vosotros. Cada zona tiene una costumbre y se corta más o menos pequeño. Podéis cortarlo en trocitos de medio centímetro aproximadamente. Con la preparación quedará un poco más pequeño.
La noche de antes, tenemos que poner en remojo el pan. Preparamos en un recipiente hondo o vol el pan y lo remojamos con 1/2 vaso de agua. El objetivo es dar humedad al pan para obtener unas migas jugosas y debemos evitar que quede como si lo mojásemos en un caldo. Salpicaremos el agua con las manos sobre el pan y removeremos. Cuando la tacto lo notemos húmedo estará bien. Si queda demasiado húmedo, tardará un poco más en hacerse el plato y es posible que no consigamos unas migas muy buenas. Un vaso de mezcla para un kilogramo de pan debería servir. Lo taparemos con un paño de cocina y reservaremos hasta la hora de elaborarlas.

Freiremos en la sartén o cazuela donde vayamos a hacerlas, una cabeza de ajos, separados los dientes, en bastante aceite. Los freímos con su piel o pelados (como deseéis). Una vez fritos los retiramos.
Posteriormente freímos la panceta y el chorizo. Retiramos del aceite.
En ese aceite pondremos el pan. Las migas las preparamos a fuego lento para evitar que se agarren al fondo de la sarten o cazuela donde las cocinemos. Removeremos constantemente hasta que las empecemos a notar sueltas. La humedad de la noche ha hecho que se peguen unas a otras.
Incorporamos los ajos y removemos bien.
Y finalmente incorporamos la panceta y el chorizo.
No dejamos de remover nunca para que el pan se seque por igual. Una vez que notemos el pan frito y suelto, pero aún jugoso las migas estarán preparadas. Habrá tomado un color anaranjado del chorizo y el pimentón si lo habéis añadido (recordad que esto es opcional).
Ya veis que este plato se compone solo de pan y lo que queráis añadirle aparte de los ajos (carne magra de cerdo, chorizo, panceta, tocino, beicón, morcillas, butifarra etc…).


Espero que os guste y que disfrutéis de estas estupendas “MIGAS”.
También se suelen comer con sardinas o boquerones fritos é incluso con bacalao remojado y desmigado...